Nacionales

Médicos del Hospital de Salamá denuncian precariedad y laboran sin contrato

Un médico del Hospital Nacional de Salamá, Baja Verapaz, denuncia que atienden casos sospechosos de COVID-19 bajo condiciones poco dignas y además laboran sin contrato desde marzo de 2020.

El Hospital Nacional de Salamá es el centro asistencial destinado para atender a la población de los ocho municipios de este departamento. Desde que inició la emergencia sanitaria por la COVID-19, este ha sido el lugar donde se practican los exámenes médicos a los casos sospechosos de coronavirus, a pesar de ello, los médicos generales que están en primera línea han denunciado que trabajan bajo condiciones indignas.

- Te puede interesar nuestro canal» -
Foto: Hospital de Salam

Un médico que prefirió mantenerse en el anonimato por miedo a perder su puesto de trabajo explicó que él es una de las personas que está atendiendo a pacientes sospechosos de ser portadores del coronavirus. En una carpa que fue habilitada en la emergencia del hospital en un área de tierra, que fue cubierta con una alfombra, “hasta ahora comenzaron a darnos mascarillas N95, tenemos que firmar cuando la recibimos y nos tiene que durar 20 días”, denunció el profesional de la salud.

Las batas y los guantes son escasos en Salamá, “incluso hemos tenido que pedir colaboración del personal médico para fabricar nuestras caretas artesanales porque no han comprado (…) no entiendo porque hay tanto retraso para abastecer el hospital si hay tantos millones de quetzales que fueron aprobados por el Congreso”, cuestionó el médico entrevistado.

Los médicos con turnos de 24 horas, para atender los casos sospechosos de COVID-19 en Salamá, no cuentan con un área para descansar cuando no tienen pacientes, ni un espacio para alimentarse, “debemos comer adentro del hospital, lo cual es poco lógico porque si hacemos eso estamos contaminando, porque nosotros estamos expuestos”, señaló.

Además de la carencia de insumos de protección personal, en el hospital no cuentan con agua potable, “se tiene que comprar tambos de agua con dinero del personal, se hace una lista y solo los que pagan tienen acceso a beber agua”, manifestó.

No les han pagado desde enero

La fuente consultada refiere que son siete médicos y 38 enfermeras, entre auxiliares y licenciadas, que no han recibido ni un solo pago este año, la mayoría de este grupo fue contratado en noviembre de 2019, durante ese tiempo se les contrató bajo acta administrativa y en enero fueron contratados bajo el renglón 182, pero solo por tres meses, en marzo el contrato venció, llegó mayo y aunque les han pedido su papelería, el contrato no a sido renovado y ya les adeudan cinco meses de salario.

“En recursos humanos siempre nos dicen que nos esperemos, que el problema no es en el hospital, que es un problema en el Ministerio de Salud”, indicó la fuente.

Durante todo este tiempo que han trabajado sin salario han atendido al menos cuatro casos positivos de la COVID-19. “No le puedo decir con certeza cuántas personas han dado positivo en Salamá porque Gobernación Departamental se queda con los resultados y los manejan con mucho hermetismo, no nos informan a nosotros nada”, aseguró el médico y resaltó que de momento solo un trabajador del hospital a dado positivo por la enfermedad. Se trata de una persona de mantenimiento, “al parecer este señor fue contagiado por su hijo que es Policía Nacional Civil, aquí en Salamá la mayoría de contagiados son agentes policiales”.

En medio de la desorganización administrativa y los problemas para ejecutar el presupuesto, la situación del personal del Hospital Nacional de Salamá ilustra la situación de gran parte del personal médico del país que enfrenta la pandemia en primera línea, con escasez de insumos sin derecho a prestaciones laborales y con al menos tres meses de adeudo de salario.

Por Prensa Comunit

Compártelo con tus amigos: